21 mar. 2011

Jessica Bird - Un hombre entre un Millón - Legado Moorehouse 4

Jessica Bird - Un hombre entre un Millón



Para el "chico malo" Spike Moriarty, Madeline Maguire era la mujer perfecta. Cuando se conocieron ella se acercó a él y le pidió que le enseñara sus tatuajes... a él —un tipo rudo que hacía que los hombres más fuertes apartaran la mirada cuando se interponían en su camino.

Pero él no podía ser el hombre que ella buscaba, no con su oscuro pasado. Sin embargo, hasta que ella se cansase de él, le daría todo lo que quisiera, y ya se preocuparía después cuando le abandonase.

Michael “ Spike ” Moriarty es un malote de dos metros vestido de cuero con un pasado —por decirlo de manera suave— difícil. Su lema con las mujeres es sencillo: no involucrarse demasiado —de todos modos ninguna mujer en su sano juicio querría algo con él si supiera todos sus secretos. Ahora se ha convertido en un prestigioso chef, pero evita a toda costa las reuniones sociales.... hasta que uno de sus mejores amigos le invita a su fiesta de compromiso.

Cuando se presenta en la fiesta se queda aturdido al encontrarse con Madeline Maguire, a quien conoció meses atrás cuando ésta mostró interés por sus tatuajes. Madeline que no solamente es maravillosa, sino elegante. Madeline, que proviene de una familia acaudalada. Seguro que no quiere nada con él. Es mejor que mantenga las distancias.

Madeline tiene unos cuantos problemas de autoestima. Para empezar, mide casi metro noventa. Si a esto le añadimos la miserable educación que recibió de su padrastro que constantemente le decía lo poco que valía, una medio hermana que se acostó con dos de sus novios, y su constitución física, no es de extrañar que crea que ningún hombre la puede encontrar deseable, especialmente uno tan atractivo como Spike Moriarty. Con ese físico espectacular está convencida que tiene a las mujeres en la palma de su mano. Seguro que no quiere nada con ella.

¿Alguna vez estuvieron dos personas más equivocadas?

DESCARGAR1

DESCARGAR2

No hay comentarios:

Publicar un comentario